JAQUET DROZ PRESENTA EL PRIMER GRANDE SECONDE DOTADO DE UN CRONÓGRAFO | Jaquet Droz
19 Septiembre 2019

JAQUET DROZ PRESENTA EL PRIMER GRANDE SECONDE DOTADO DE UN CRONÓGRAFO

  • Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Ivory Enamel, J007733200, Ambiance
  • Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Ivory Enamel, J007733200, Front Back
  • Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Ivory Enamel, J007733200, Ambiance Close-Up
  • Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Off-Centere Collection, Front
  • Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Off-Centered Blue, J007830241, Ambiance Close-Up

Era una de las últimas complicaciones que el Grande Seconde aún no se había apropiado. Ya lo ha hecho: el cronógrafo monopulsador ha incursionado en las colecciones Jaquet Droz, dotado de un movimiento exclusivo. Una pieza inaugural en serie limitada que desde ahora se presenta en tres variantes en la colección permanente.

El cronógrafo es considerado por los puristas como una de las principales complicaciones de la Alta Relojería. Aunque se ha generalizado, su dominio sigue siendo un desafío para muchos relojeros. El reloj de pulsera moderno ha presentado tantas variantes, que ofrecer una estética diferente también es una tarea delicada.

Jaquet Droz ha tenido en cuenta estas dos restricciones para desarrollar el anhelado proyecto de introducir un cronógrafo en su Grande Seconde. Las especificaciones imponían sus límites: un movimiento de la Casa para satisfacer la excelencia relojera de Jaquet Droz, una legibilidad en todas las circunstancias para garantizar la efectividad de los tiempos medidos, así como la estética conforme con las líneas depuradas del Grande Seconde.

Un movimiento diseñado a medida para el Grande Seconde Chronograph

El Grande Seconde Chronograph ofrece la respuesta perfecta a estas exigencias. Luce un movimiento exclusivo de Jaquet Droz. Fiel a la gran tradición relojera asociada al cronógrafo, está construido en torno a una rueda de columnas. También tiene una espiral de silicio, que garantiza la insensibilidad de su movimiento a los campos magnéticos, así como a las variaciones de temperatura. Los volúmenes y las proporciones de este calibre se han diseñado para adaptarse a la geometría singular del Grande Seconde.

Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Ivory Enamel, J007733200, Front Back

La realización de este movimiento es conforme con las colecciones históricas de Jaquet Droz. La Casa había presentado previamente el Grande Seconde Deadbeat, una auténtica complicación de la Alta Relojería desarrollada para indicar cada segundo por saltos de un segundo, como se decía en el siglo XVIII, con el fin de promover la medición y la lectura de los tiempos cortos. Es precisamente esa preocupación cronométrica la que llevó a desarrollar años más tarde el cronógrafo que conocemos hoy en día. El inventor del segundero muerto no fue otro que Jean-Moyse Pouzait, amigo de Jaquet-Droz. El Grande Seconde Chronograph que presentamos es un heredero.

Una versión inaugural extremadamente limitada

Jaquet Droz ofrece dos versiones de esta creación: una pieza inaugural en edición extremadamente limitada (numerus clausus de 88 piezas), completada por tres versiones que forman parte de la colección permanente.

La edición limitada en oro rosa destaca a primera vista por su esfera en esmalte Grand Feu. Con su color marfil, este reloj de pulsera evoca directamente los primeros relojes de bolsillo hechos por Pierre Jaquet-Droz.

La creatividad de la Casa se expresa aún más con los números árabes y romanos que se aprecian: son fruto de la técnica de cocción de esmalte Petit Feu que permite formar los números, sin traicionar en ningún momento ni la regularidad ni la delicadeza del diseño. El conjunto de esmalte Grand Feu de la esfera y esmalte Petit Feu de los números garantiza la durabilidad, durante siglos, de los tonos originales de la pieza.

Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Ivory Enamel, J007733200, Ambiance Close-Up

Fiel al puro espíritu de la Alta Relojería tradicional, Jaquet Droz ha dotado a su Grande Seconde Chronograph de manecillas en oro rosa (horas, minutos, fecha), mientras que las manecillas del cronógrafo son en acero azulado (segundero, minutos). Para facilitar la lectura del tiempo medido, las indicaciones de los minutos y el segundero del cronógrafo están realizados en esmalte Petit Feu azul. Por último, la fecha, indicada con una manecilla en oro con punta roja, es retrógrada, reflejando la voluntad de poner la técnica al servicio de la estética. Gracias a este ingenioso mecanismo, es posible preservar las proporciones perfectas del «8» del Grande Seconde sin que la manecilla de fecha entre en contacto con el eje central del segundero. Con el fin de preservar las líneas del Grande Seconde, el cronógrafo es monopulsador, evitando así la necesidad de añadir botones para el inicio/la parada y la puesta a cero que podrían desfigurar la pureza de la caja.

Una colección completa

Como complemento, Jaquet Droz desvela hoy tres variantes adicionales de este guardatiempos, que son más contemporáneas y se distinguen por dos elementos.

Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Off-Centere Collection, Front

El primero: una caja de acero, que también mide 43 mm. Las diferentes variantes lucen esferas en plata arenada, azul o gris topo, cuyos acabados se obtienen mediante un arenado en seco hecho a mano, diferente de las técnicas de arenado húmedo que se utilizan habitualmente. Además de ser una primicia para este modelo de Grande Seconde Chronograph, acentúa la profundidad del grano. También es la primera vez que Jaquet Droz utiliza estos nuevos tonos de azul y gris cálido.

Jaquet-Droz, Grande Seconde Chronograph Off-Centered Blue, J007830241, Ambiance

El segundo elemento que diferencia a estos tres modelos en acero es la esfera descentrada. Jaquet Droz ya había implementado este enfoque del Grande Seconde en otras colecciones. La Casa renueva su estilo y lo integra en este nuevo cronógrafo, confiriéndole una estética moderna, original y dinámica, como demuestra la corona situada a las 4 que acentúa la singularidad de estos modelos. Las cuatro versiones tienen una masa oscilante particularmente depurada, diseñada para admirar la belleza del movimiento manufactura ensamblado a mano. El conjunto de estas variantes escribe un nuevo capítulo en la historia del Grande Seconde de Jaquet Droz.

“Some watches tell time. Some tell a story”

Más información sobre esta pieza excepcional