15 Diciembre 2014

La Escuela-Taller Rudra Béjart Lausanne o el Arte de la excelencia

  • BEJART BALLET LAUSANNE_ECOLE RUDRA_JAQUET DROZ_980
  • BEJART BALLET LAUSANNE_ECOLE RUDRA_JAQUET DROZ_980
  • BEJART BALLET LAUSANNE_ECOLE RUDRA_JAQUET DROZ_980

La Escuela-Taller Rudra Béjart Lausanne fue creada en 1992 por Maurice Béjart como una entidad de pleno derecho de la Fondation Béjart Ballet Lausanne.

Michel Gascard, audicionado por Maurice Béjart en 1973 y con una carrera de bailarín excepcional durante 20 años a nivel internacional, dirige en la actualidad esta escuela según la voluntad de Maurice Béjart.

BEJART BALLET LAUSANNE_ECOLE-RUDRA_JAQUET-DROZ_650

Tras un concurso extremadamente selectivo, sólo unos veinte alumnos, entre doscientos candidatos, son seleccionados para seguir una educación pluridisciplinaria conforme a los criterios de la Escuela-Taller Rudra Béjart. Los estudiantes provienen del mundo entero y sólo tienen un objetivo en mente: convertirse en bailarines profesionales.

Durante dos años, reciben una formación organizada en diferentes talleres: danzas clásicas y modernas, educación musical y teatral, artes marciales, artes circenses, improvisaciones y composiciones coreográficas. Esta formación se completa con espectáculos originales producidos en Suiza y en el mundo entero.

Una parte del año, los estudiantes frecuentan a los bailarines profesionales del Béjart Ballet Lausanne, se inspiran de ellos y tienen la suerte de participar algunas veces en espectáculos de la Compañía. Cuando eso ocurre, todos sus sueños se hacen realidad: interpretar las coreografías de Maurice Béjart con sus ídolos.

Estos cuarenta jóvenes de 16 a 20 años han elegido la vida más difícil, la del artesano: 6 días por semana de 9.00 a 19.00 de estudio y cuestionamiento de la excelencia de su trabajo. Pero, como decía con sabiduría Maurice Béjart: «Para ser bailarín, hay que tener el temple de la monja y del boxeador ».

Al finalizar la formación, los estudiantes integran el Béjart Ballet Lausanne y otras compañías prestigiosas a través del mundo. Desde la creación de la escuela-taller en 1992, varios centenares de «Rudristas» bailan, enseñan, hacen coreografías y dirigen compañías en los 5 continentes.

Jaquet Droz siente un gran orgullo de ser el mecenas de una escuela con una enseñanza única, impregnada del espíritu de Maurice Béjart.

BEJART-BALLET-LAUSANNE_ECOLE-RUDRA_JAQUET-DROZ_650_COPYRIGHT