10 Febrero 2015

La magia de la Piedra del sol hace centellear los relojes Jaquet Droz

  • SUNSTONE TRIO JAQUET DROZ SLIDER

Murano, comienzos del siglo XVII. A pocos cientos de metros de Venecia solamente, que por aquel entonces ya era la capital europea del arte y los placeres, un artesano vidriero deja caer en la pasta de vidrio algunas virutas de metal. El incidente es en realidad un suceso afortunado que da nacimiento, en esta laguna consagrada plenamente al culto de lo hermoso, al vidrio aventurina, enriquecido con destellos de luz únicos en el mundo.

GRANDE SECONDE SUNSTONE JAQUET DROZ

Este «avventura» (aventura en italiano) sigue siendo hoy en día uno de los materiales más fascinantes para los artesanos de arte. Su azul singular tornasolado y sus matices infinitos suscitaron la atención de Jaquet Droz que prosigue en 2015 la aventura estética presentando una nueva variedad de vidrio aventurina: el Sunstone. Una «Piedra del sol» con un resplandor único, en la que centellean lentejuelas de oro en un intenso reflejo mágico, que evoca la fuerza luminosa de esta estrella considerada por los sabios de la Antigüedad como un astro y una divinidad.

El Sunstone lleva en su seno la magia del astro solar y el refinamiento supremo del Siglo de Oro veneciano. Fascinante y sorprendente, el Sunstone es la nueva innovación de una larga tradición honrada por la Marca, la de las esferas minerales talladas en jaspe, lapislázuli o en meteoritos, cada una de ellas trabajadas con la asombrosa destreza propia de Jaquet Droz. Así pues, los maestros de las esferas lógicamente seleccionaron los modelos emblemáticos para celebrar este nuevo material.  Es el caso del Grande Seconde Circled, en el que el Sunstone viste el 8 de las dos esferas entrelazadas, del Petite Heure Minute 35 mm que adorna con un toque de originalidad inédita, mientras que las lentejuelas doradas irradian sensualmente su brillo sobre la esfera del Lady 8, modelo joyero de una exquisita feminidad – y ahora más provocador que nunca.

Con el Sunstone y estas tres nuevas presentaciones relojeras, Jaquet Droz elije comenzar el año bajo los auspicios de la innovación, la belleza, la singularidad y en el ensueño infinito encarnado por estas partículas de oro. Un destello apasionado y único, que se transforma en la muñeca en una galaxia de estrellas maravillosa, como un anhelo de viaje que cada instante promete hacer realidad.

PETITE HEURE MINUTE SUNSTONE