30 Junio 2016

PETITE HEURE MINUTE THOUSAND YEAR LIGHTS

Celebración del savoir-faire legendario de Jaquet Droz desde hace casi tres siglos, el Petite Heure Minute Thousand Year Lights es una obra de arte decorativa imaginada para celebrar la belleza de las flores... y de las mujeres a las que están destinadas.

Jaquet Droz, J005014211, Petite Heure Minute Thousand Year Lights, Front Back

Algunas veces, un detalle es suficiente para marcar su época - y el tiempo futuro. Al imaginar el Petite Heure Minute, cuyo contador está descentrado a las 12, los artesanos de Jaquet Droz resucitaron el espíritu Pierre Jaquet-Droz, impregnado de la riqueza del Siglo de las Luces. El Tiempo ya no es sólo una utilidad, también se vuelve poético, permitiendo que se exprese la creatividad de los artistas en el espacio liberado de la esfera. Como una auténtica obra de arte, el Petite Heure Minute ha acogido el florecimiento de los más hermosos savoir-faire de los Ateliers d'Art de Jaquet Droz, como el esmaltado, la pintura en miniatura y deslumbrantes engastados, así como esculturas y grabados de sorprendente realismo.

Jaquet Droz, J005004201, Petite Heure Minute Thousand Year Lights, Workshop

Los artesanos de la marca de las dos estrellas se sirvieron de una técnica asiática ancestral para imaginar una versión fascinante del Petite Heure Minute. Un paisaje de flores con colores iridiscentes se inspiró en el método del «najeon chilgi», un trabajo de lacado con incrustaciones de nácar que tuvo su apogeo en la Dinastía Koryo (siglos X-XIV), cuando las aristócratas encargaban suntuosos joyeros que requerían varios meses de trabajo. En el Petite Heure Minute Thousand Year Lights, la caja de 35 o 39 mm de diámetro permite apreciar un ramillete campestre. La belleza efímera de estas flores libres y silvestres queda estampada para siempre, gracias a la maestría de su realización. La riqueza de los colores, su delicadeza realzada con un toque de rojo ardiente, el brillo plateado del follaje va acompañado de los minuciosos detalles que sólo la calcografía en nácar puede hacer realidad. El nácar primero es lacado y después minuciosamente pulido. Los artesanos grabadores luego van a revelar diminutos volúmenes pintados a mano, dando a estos cuadros vegetales su incomparable brillo y el efecto espejo de la luz deslizándose por encima. Reinterpretada por Jaquet Droz, esta técnica ancestral destaca como nunca el brillo y el centelleo de la esfera, y hace que esta pieza excepcional reciba el nombre de «Thousand Year Lights» (Luces de mil años).

Jaquet Droz, J005004201, Petite Heure Minute Thousand Year Lights, Front Close-up

Dotado de un refinamiento eminentemente femenino, el Petite Heure Minute Thousand Year Lights está disponible en cinco versiones de veintiocho ejemplares cada una, con generosas cajas en oro rojo o blanco engastadas o no con diamantes. Esta proeza de la elegancia, dotada de una reserva de marcha de 68 horas, se presenta con una pulsera en piel de aligátor negra o azul profundo que evoca el misterio de un cielo nocturno. Es una invitación para soñar y viajar, destinada a las mujeres aficionadas a los objetos hermosos que creen que el Tiempo se combine, ante todo, con el encanto...

Más información sobre esta pieza excepcional

  • Jaquet Droz, J005003221, Petite Heure Minute Thousand Year Lights
  • Jaquet Droz, J005003221, Petite Heure Minute Thousand Year Lights
  • Jaquet Droz, J005014211, Petite Heure Minute Thousand Year Lights
  • Jaquet Droz, J005003219, Petite Heure Minute Thousand Year Lights
  • Jaquet Droz, J005004201, Petite Heure Minute Thousand Year Lights
  • Jaquet Droz, J005013215, Petite Heure Minute Thousand Year Lights