EL GRANDE SECONDE MOON OSTENTA UNA NUEVA VARIANTE LUNAR | Jaquet Droz
22 Septiembre 2020

EL GRANDE SECONDE MOON OSTENTA UNA NUEVA VARIANTE LUNAR

  • Jaquet Droz, Grande Seconde Moon Anthracite, J007530242, Ambiance
  • Jaquet Droz, Grande Seconde Moon Anthracite, J007530242, Front Back

Intensa y misteriosa, la pieza renueva la estética de su Grande Seconde sobrevolando sobre una fase lunar astronómica.

Como dice el refrán: «Sobre gustos y colores no hay nada escrito». «Discutir», en su forma antigua, indica que no hay necesidad de arbitrar entre las sensibilidades estéticas. El refrán encaja perfectamente con el nuevo Grande Seconde Moon de Jaquet Droz. La pieza es, hoy por hoy, una de las más populares en las colecciones de la Casa. Para satisfacer la demanda de los coleccionistas, Jaquet Droz ofrece una nueva versión de esta icónica creación.

Aunque el Grande Seconde Moon ya existía en una versión plata, Jaquet Droz ofrece ahora una variante antracita. ¿Es solo un matiz de gris? No es solo eso. Esta ligera inflexión cromática altera significativamente la percepción de la pieza. Ahora la esfera está arenada y luce más brillante, más marcada. Evoca el verdadero suelo lunar. A las 6, el segundero grande y la manecilla de la fecha se desplazan sobre la esfera. Al igual que las manecillas de las horas y los minutos, son azules, con el más puro respeto de la tradición relojera. Las manecillas y el fondo cósmico forman así una perfecta e intensa armonía, gracias a un azul que evoca el universo.

Jaquet Droz, Grande Seconde Moon Anthracite, J007530242, Front Back

Seis estrellas de oro blanco destacan sobre este fondo liso, un discreto guiño al emblema de dos estrellas de Jaquet Droz. A su lado, la Luna, también en oro blanco, diseñada a mano para reproducir su suelo naturalmente accidentado, completado por una fase lunar conocida como «astronómica». El calibre que lo impulsa es el resultado de un nuevo desarrollo, el «mecanismo 135». Impulsado por una rueda dotada de 135 dientes. Mientras que un movimiento tradicional dotado de una rueda de 59 dientes acumula un error de un día cada 2 años, 7 meses y 20 días, el mecanismo de fases lunares de Jaquet Droz solo necesita un ajuste cada 122 años y 46 días. La precisión del movimiento se encuentra, por lo tanto, lo más cerca posible de la verdadera revolución lunar: 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,8 segundos.

Este nuevo Grande Seconde Moon antracita se presenta con una correa de piel de aligátor elaborada a mano con un sedoso y moderno acabado efecto «goma». La caja de acero de 43 mm presenta un fondo de cristal de zafiro que permite admirar los acabados Côtes de Genève del movimiento, así como su masa oscilante con efecto rayos de sol. Con una reserva de marcha de 68 horas gracias a un doble barrilete, este calibre Jaquet Droz 2660QL3 mecánico automático cuenta con una espiral y cuernos de áncora de silicio, que lo convierte en una pieza casi totalmente insensible a los campos magnéticos y a las variaciones de temperatura. Cuando se unen lo mejor de la tradición y el progreso contemporáneo, el Grande Seconde Moon contempla con serenidad una historia que se ha escrito durante más de 280 años.

“Some watches tell time. Some tell a story”

Más información sobre esta pieza excepcional