29 Agosto 2018

UNA NUEVA LUNA BRILLA SOBRE LA COLECCIÓN GRANDE SECONDE MOON

  • NEW MOON RISING OVER THE GRANDE SECONDE MOON COLLECTION
  • NEW MOON RISING OVER THE GRANDE SECONDE MOON COLLECTION
  • NEW MOON RISING OVER THE GRANDE SECONDE MOON COLLECTION
  • NEW MOON RISING OVER THE GRANDE SECONDE MOON COLLECTION
  • NEW MOON RISING OVER THE GRANDE SECONDE MOON COLLECTION
  • NEW MOON RISING OVER THE GRANDE SECONDE MOON COLLECTION

Tras el éxito de la primera colección, presentamos cuatro nuevas versiones del Grande Seconde Moon que combinan oro, acero, esmalte Grand Feu y aventurina, representando una indicación de las fases lunares de tipo astronómica.

La perfección del círculo siempre ha fascinado a los relojeros y el Grande Seconde Moon representa precisamente un círculo perfecto. La Casa ha añadido una indicación de las fases lunares con fecha en la esfera en forma de «8», en el interior de la geometría perfecta del segundero grande descentrado a las 6. El nuevo «Grande Seconde Moon» combina la precisión de las indicaciones más útiles para la vida diaria (horas, minutos, segundos, fecha) con la poesía de una indicación de las fases lunares elaborada en oro 22 quilates.

Jaquet Droz, Grande Seconde Moon Black Enamel, J007533201, Grande Seconde Moon Ivory Enamel, J007534200

Jaquet Droz superó el desafío que implica integrar esta complicación en el Grande Seconde por primera vez en 2017, cuando presentó la primera edición de la colección Grande Seconde Moon. El desafío consistía en preservar el diseño secular que había inventado Pierre Jaquet-Droz 280 años antes, añadiéndole un toque de poesía lunar característico. Para hacerlo, Jaquet Droz ha vuelto a jugar con los volúmenes y los materiales.

Tras el éxito de la primera colección, que reúne al modelo icónico de la marca con el astro de la noche, dos nuevas versiones claras (en oro blanco de 43 mm con esfera esmalte Grand Feu y en acero de 39 mm con esfera opalina) ofrecen un disco de luna en acero azulado con apliques de estrella en oro blanco 18 quilates. Dos versiones en tonos un tanto misteriosos (oro rosa, esfera esmalte Grand Feu negra, de 43 mm, y en acero engastado, esfera aventurina, de 39 mm) lucen un disco en ónice negro y uno en aventurina, respectivamente.

Jaquet Droz, Grande Seconde Moon Silver, J007510240, Grande Seconde Moon Aventurine, J007510270

La versión en aventurina llama particularmente la atención; por primera vez en la colección Grande Seconde un modelo femenino de 39 mm es elaborado en aventurina y ostenta una indicación de las fases lunares. Jaquet Droz eligió este vidrio aventurina, conocido antaño como «río de oro», por sus propiedades centelleantes gracias a las inclusiones plateadas características del vidrio, cuyo color azul profundo coloreado en masa evoca la bóveda celeste salpicada de estrellas. Como cada vidrio aventurina es único, cada Grande Seconde Moon lo será también.

Jaquet Droz, Grande Seconde Moon Black Enamel, J007533201, Workshop, Moon Phase

Para dar vida a la indicación de las fases lunares, Jaquet Droz ha desarrollado un mecanismo mucho más preciso que las fases tradicionales. Este movimiento de precisión es fruto de un desarrollo en interno, el «mecanismo 135», impulsado por una rueda dotada de 135 dientes integrada en el calibre Jaquet Droz 2660QL3. Mientras que un movimiento tradicional dotado de una rueda de 59 dientes acumula un error de un día cada 2 años y 8 meses, el mecanismo de fases lunares de Jaquet Droz solo necesita un ajuste manual de un día cada 122 años, gracias a un corrector que se anida discretamente en la carrura de la caja. La precisión del movimiento del Grande Seconde Moon se acerca mucho más a la verdadera revolución lunar, que es de exactamente 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,8 segundos.

Estos nuevos Grande Seconde Moon destacan no solo por la precisión de su movimiento, gracias al escape de silicio, sino también por la nueva dimensión poética que brindan a la colección. La luna, astro favorito de los relojeros, trae una delicada revolución a cada esfera, una novedosa percepción del tiempo que va más allá del fenómeno místico de los astros y viste la muñeca con poesía y exclusividad.

“Some watches tell time, some tell a story”

Más información sobre esta pieza excepcional