Shopping cart

Su cesta de la compra está vacía

La historia
de los Jaquet Droz

1721
1721

Nacimiento

La historia de los Jaquet Droz y Leschot Pierre Jaquet Droz nació en 1721, en la granja de Sur le Pont, en La Chaux-de-Fonds. Su genuino interés por la relojería fue un legado de sus ancestros, los Brandt-di-Grieurin, los Sandoz y los Robert. El arte relojero constituyó para él una auténtica revelación.

1738
1738

El primer taller

De 1738 a 1747, Pierre Jaquet Droz se dedicó por completo a su trabajo de relojería. Realizó una serie de relojes de pie, equipados con movimientos cada vez más sofisticados, muy superiores a los que se fabricaban entonces. Su extraordinaria habilidad manual, su meticulosidad y su rectitud, así como su capacidad para aplicar racionalmente los principios de la mecánica le llevaron a dotar sus movimientos relojeros de música y de autómatas. Estas creaciones llamaron inmediatamente la atención de una clientela acomodada y exigente.

1758
1773
Automate 1
1773

Los autómatas

De regreso a La Chaux-de-Fonds en 1759, Pierre Jaquet Droz pudo dedicarse de lleno a la fabricación de sus relojes, péndulos y famosos autómatas, gracias al fruto de la venta en España. Entonces, comenzó a trabajar con su hijo, Henry-Louis, y con el hombre al que consideraba su hijo adoptivo, Jean-Frédéric Leschot, hijo de un vecino al que acogió en su casa tras el fallecimiento de su madre. De este modo, comenzaba una estrecha y fructuosa colaboración.

A partir de 1773, la Casa Jaquet Droz et Leschot comercializó autómatas cada vez más perfeccionados y sofisticados, y alcanzó la apoteosis con los tres autómatas androides: The Writer, The Draughtsman y The Musician, que presentó en La Chaux-de-Fonds en 1774. Las tres obras maestras, que atraían a apasionados del mundo entero, fueron los verdaderos cimientos del renombre de Pierre Jaquet Droz y del éxito de su empresa. Como consecuencia del éxito, los Jaquet Droz empezaron a exhibir sus creaciones; los autómatas salieron de La Chaux-de-Fonds hacia Ginebra, luego hacia París en 1775, en donde fueron presentados ante el Rey Luis XVI y la Reina María Antonieta, y luego hacia las principales cortes europeas, pasando por Londres, Holanda, Flandes en 1780 y el Norte de Francia en 1781. Volvieron a París en 1782 y 1783, y a Lyón en 1784. También los llevaron a la corte rusa en Kazán, a Madrid, etc.

Automate 1
1774
1784
1784

Ginebra

Jaquet Droz durante el siglo XVIII Durante una década aproximadamente, la empresa continuó su expansión. Vendía péndulos, autómatas, relojes y pájaros cantores en todo el mundo, y particularmente en China. Sin embargo, la salud precaria de Henry-Louis sufría a causa del clima hostil de La Chaux-de-Fonds y de la niebla de Londres.

Por tanto, en 1784 decidió instalarse en Ginebra, una ciudad con una actividad artística y literaria que le seducía. Poco tiempo después, fundó junto con Jean-Frédéric Leschot la primera auténtica Manufactura relojera de la ciudad – un año antes que Vacheron Constantin – y lanzó la producción de relojes dotados de grandes complicaciones. El talento y el interés que manifestaron Henry-Louis Jaquet Droz y Jean-Frédéric Leschot por el gobierno ginebrino fueron reconocidos y apreciados rápidamente. La ciudad de Ginebra les otorgó la “burguesía de honor” y les invitó a participar en sus actividades. Jaquet Droz ingresó a la Société des Arts, que acababa reconstituirse, y participó de manera activa en la evolución de la enseñanza técnica.

También contribuyó a la creación de una fábrica-escuela de cadraturas para relojes con repetición de minutos y desarrolló numerosos proyectos relacionados con la técnica relojera y la protección de los oficios que intervienen en la relojería. Pierre Jaquet Droz se instaló en la casa del relojero Dental, en la esquina de la rue Molard y la rue du Rhône, en el lugar en el que se encontraban en taller y la residencia de su hijo.

2000
2000

Un éxito ininterrumpido

Luego de que el Grupo Swatch la adquiriera en 2000, la Marca regresó a su ciudad natal,
La Chaux-de-Fonds, y en el verano de 2010, se instaló en sus nuevos talleres de Alta Relojería.
Esta nueva sede de 2.500 m² ha otorgado a Jaquet Droz un nuevo impulso; al igual que sus relojes, las instalaciones son un concentrado de savoir-faire
relojero y artesanal dotado de un alma singular, que permite satisfacer la demanda cada vez mayor de los mercados y los clientes.

2000

Un éxito ininterrumpido

Luego de que el Grupo Swatch la adquiriera en 2000, la Marca regresó a su ciudad natal, La Chaux-de-Fonds, y en el verano de 2010, se instaló en sus nuevos talleres de Alta Relojería. Esta nueva sede de 2.500 m² ha otorgado a Jaquet Droz un nuevo impulso; al igual que sus relojes, las instalaciones son un concentrado de savoir-faire relojero y artesanal dotado de un alma singular, que permite satisfacer la demanda cada vez mayor de los mercados y los clientes.

2002
2002

The Grande Seconde

Lanzamiento del Grande Seconde, inspirado en un reloj de bolsillo creado en el siglo XVIII. Icono intemporal de la Casa, este reloj interpreta con elegancia la maestría del arte
del esmalte Grand Feu en una esfera en la que se entrelaza el contador de horas y minutos descentrado a las 12 con el segundero situado a las 6.

2009

Nicolas G. Hayek

retoma las riendas de Montres Jaquet Droz.

2010
2011
2011

Jaquet Droz integra Les Ateliers d’Art

a su Taller de Alta Relojería (Atelier de Haute Horlogerie) haciendo perdurar el savoir-faire ancestral de la marca.
Para rendir homenaje a estos artesanos meticulosos, la pintura en miniatura, la escultura y el grabado
o el esmalte paillonné destacan en ciertas piezas excepcionales de la colección Jaquet Droz.

2012
2012

La exposición
“Automates et Merveilles”,

en colaboración con Montres Jaquet Droz, revela al público el talento de Jaquet-Droz y
Leschot. Un número increíble de piezas y datos han sido reunidos por primera vez,
en tres museos del cantón de Neuchâtel: Museo de arte e historia de Neuchâtel (Musée d’art et d’histoire),
Museo de la relojería de Le Locle (Musée d’horlogerie) y Museo internacional de relojería de La Chaux-de-Fonds (Musée international d’horlogerie).

The Bird Repeater - Détails
The Bird Repeater
2012

The Bird Repeater

Imaginado por los artesanos de la Casa, The Bird Repeater se presenta en noviembre de 2012,
alianza de historia, savoir-faire e ingenio Jaquet Droz. Verdadero autómata, esta
pieza excepcional lleva en sí la maestría de todos los oficios decorativos de la Casa.

descendre